Blogia

Cuba en Sucesión

Pedro Luis Boitel y Rolando Cubela

Pedro Luis Boitel (1931 - 1972) fue un poeta y disidente cubano quien se opuso a los gobiernos de Fulgencio Batista y Fidel Castro. Boitel murió en prisión en 1972 mientras cumplía una sentencia de las autoridades cubanas.Antes de la revoluciónPedro Luis Boitel nació en una humilde familia originaria de Picardía (Francia) y estudió en la Universidad de la Habana donde trabajaba como técnico de radio. En los años 50 Boitel se opusó al gobierno de Fulgencio Batista y fue forzado a exiliarse en Venezuela donde colaboró con Rómulo Betancourt para derrocar al gobierno militar de Marcos Pérez Jiménez mediante una estación de radio clandestina en ese país.Después de la Revolución cubana, Boitel retornó a Cuba y reanudó sus estudios en la Universidad de la Habana. En 1959, Boitel se postuló para la presidencia de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en la Universidad de la Habana, siendo apoyado por el Movimiento 26 de Julio, aunque Fidel Castro lideraba este movimiento. Castro y los otros líderes revolucionarios quitaron su respaldo a Boitel. Castro intervino personalmente en las elecciones estudiantiles en la Universidad de la Habana y removió a Boitel de la presidencia de la FEU, para Rolando Cubelas*. Prisión y huelga de hambreComo cristiano, Boitel se empezó a decepcionar de los eventos políticos en Cuba y formó una organización clandestina, El Movimiento para Recuperar la Revolución (MRR). En 1961 Boitel fue detenido y acusado de conspiración contra el Estado, y fue sentenciado sumariamente a pasar diez años en la cárcel.Ya en la cárcel, cargos adicionales extendieron la sentencia. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos encontró que el gobierno cubano había violado el artículo I de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre en su tratamiento al prisionero. Boitel pidió autorización para abandonar Cuba pero su requerimiento fue negado.El 3 de abril, de 1972, Boitel se declaró en huelga de hambre. Después de 53 días en huelga de hambre sin recibir asistencia médica y solamente con líquidos, murió el 25 de mayo de 1972.  * Rolando CubelaRolando Cubela Secades es un ex dirigente estudiantil reformista, médico, revolucionario y militar cubano que tuvo una actuación destacada en la Revolución cubana como dirigente del Directorio Revolucionario.BiografíaSe inició como dirigente estudiantil en la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU). Luego del golpe militar que impuso la dictadura de Fulgencio Batista adhirió al Directorio Revolucionario fundado por José Antonio Echevarría.En 27 de octubre de 1956 fue parte del grupo armado del Directorio Revolucionario que dio muerte a Antonio Blanco Rico, jefe del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) de Batista.El 13 de marzo de 1957, durante la dictadura de Fulgencio Batista integró el grupo guerrillero que realizó el ataque al palacio presidencial de Cuba.En 1958 dirigió junto con Faure Chomón el grupo guerrillero que el Directorio Revolucionario estableció en el Escambray y coordinó sus acciones con las columnas guerrilleras del Movimiento 26 de Julio que arribaron a la zona en octubre de 1958 al mando del Che Guevara y Camilo Cienfuegos.Una vez triunfante la revolución a Cubela le fue reconocido el grado de comandante de las fuerzas armadas cubanas. En 1959 fue elegido presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) en puja con el candidato del ala derecha del Movimiento 26 de Julio, Pedro Luis Boitel.En 1966 fue acusado de participar en un complot para asesinar a Fidel Castro y condenado a 30 años de prisión. Liberado en 1979 se radicó en España donde ejerce su profesión de médico.A raíz del documental alemán "Cita con la muerte", sobre el asesinato de John F. Kennedy, Rolando Cubela es señalado reiteradamente en fuentes periodísticas de distintas orientaciones como agente doble y vinculado a los intentos de la CIA por asesinar a Fidel Castro, así como con las versiones que indican que Castro estuvo relacionado con el asesinato de John F. Kennedy.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Helicóptero Kamov: KA-27 (OTAN – HELIX)

El Helicóptero Kamov: KA-27

(OTAN – HELIX)

20130323141021-kamov-ka-27.jpg

El KA- 27 se desarrolló en la empresa Kamov, surgida del Buró Especial de Construcciones (fundado en la antigua URSS en 1948) y especializada en la construcción de helicópteros, bajo la dirección de Nikolai Kamov.

 

 

En el año 2006 la planta de helicópteros MIL de Moscú se fusionó con Kamov y Rostvertol para formar la Corporación Oboronprom.

Las características de los helicópteros construidos por Kamov radica en sus rotores contra - rotativos axiales.

 

20130323141115-ka27atkuznetsovhangarlift2go.jpg

 

El KA-27 es un helicóptero cuya designación está prevista para operar desde embarcaciones, en la Lucha Anti Submarina (AWS, por sus siglas en inglés) y viene a ser el sustituto del KA-25.

La diferencia esencial entre ambos helicópteros consiste en la posibilidad de utilizar el sonar sumergible nocturno o en condiciones meteorológicas complicadas. Voló por primera vez en 1973.

 

20130323141154-ka-27-draw.gif

 

Posee dimensiones idénticas al KA-25, por lo que necesita iguales dimensiones de cubierta para sus operaciones de despegues y aterrizajes. No obstante, el KA-27 obtiene mucha mayor potencia de sus motores Isotov* turboshafts TV3-117KM o TV3-117VK. Esta mayor potencia y el diámetro de los rotores, similar a los del KA-25, posibilita cargar mayor cantidad de peso.

Las posibilidades táctico-técnicas del KA-27PL lo capacitan con un radar montado bajo la nariz del helicóptero, un sonar sumergible y boyas de sonar desechables. El KA-27 es designado para operar con equipos de caza y aniquilamiento, utilizando una aeronave de seguimiento del objetivo submarino y la otra aeronave lanzando cargas de profundidad. EL KA-27PS es la variante de Búsqueda, Salvamento y Rescate (BSR en español, SAR en inglés) al que le han sido retirados equipos de ASW e incorporado una grúa y tanques de combustible adicionales en el exterior del fuselaje.

 

20130323141319-ka-27.jpg

 

Las palas de los rotores coaxiales del KA-27 son plegables. Tienen incluido un sistema anti-hielo. Su aerodinámica y sus parámetros constructivos permiten que el aparato sea guardado en pequeños hangares a bordo de embarcaciones. El tren de aterrizaje garantiza el despegue y aterrizaje desde embarcaciones con mar fuerte. En su construcción se han utilizado materiales resistentes a la corrosión, lo que asegura operaciones normales en alta mar. Posee además, equipamiento de flotación para amarizajes de emergencia.

 

El armamento del KA-27 se encuentra compuesto por un (uno solo) torpedo guiado (homing torpedo), un torpedo rocket, diez bombas PLAB 250-120 y dos bombas OMAB. El compartimiento de bombas (bomb bay) se encuentra equipado con calefacción, de manera que se garantice la efectividad del armamento en condiciones de bajas temperaturas.

La versión civil del KA-27 (KA-32) es utilizada por Aeroflot, operando desde embarcaciones.

Fidel Castro sentenciado a muerte por la Historia

Fidel Castro sentenciado a muerte por la Historia

“Condenadme, no importa, La historia me absolverá”

Con esas palabras y esa chulería finalizó su alegato de autodefensa Fidel Castro Ruz, al ser juzgado en la causa 37 por las acciones del asalto a una unidad militar en el extremo oriental del archipiélago cubano, durante los carnavales de julio de 1953 en Santiago de Cuba.
 
Este 16 de octubre se cumplen 59 años del acontecimiento de cuando Fidel Castro «rompió» el muro de silencio, que la censura de la dictadura de Fulgencio Batista pretendió imponer al juicio.
 
Fidel Castro solicitó ejercer su propia defensa para denunciar con prudente crudeza y sin tapujos los desmanes de la tiranía de Fulgencio Batista Zaldívar.
 
Pasados los años, aquel alegato se convertiría en “La historia me absolverá”, que constituye un documento que sintetiza su programa de lucha, en tanto que el programa político y de acción, devino eficaz instrumento para la unidad del grupo revolucionario por él dirigido.
 
Pasados 59 años ese mamotreto solo significa una pieza oratoria más, de las tantas que se pronuncian en cualquier tribunal del mundo en que vivimos. Lo que han querido llamar “programa del Moncada” (supuestamente la base de todo lo que se hizo después) no se materializó en lo absoluto. Por el contrario, ha sido un ultraje, no solamente para los que murieron abandonados por Fidel y Raúl Castro (que huyeron) y asesinados aquel día por los sicarios de Fulgencio Batista, sino para todo el pueblo cubano.
 
Hay quienes intentan compararlo con el programa de Hitler (Mein kampf) o el de Mussolini. Tal vez tengan razón. Ambos personajes fueron amados por sus respectivos pueblos y admirados por políticos de la época.
 
Queda claro que los tres comenzaron siendo nacionalistas y anti-imperialistas, para luego devenir en «socialistas» (neofeudalistas) con ínfulas imperiales.
 
Al repasar sus páginas, encontramos, incrédulos, la asombrosa visión futurista de Fidel Castro, la estrategia a seguir para hacer realidad sus anhelos de poder, su oportunista y populista posición “antiimperialista” y el trazado irreversible del camino hacia una dictadura totalitaria neofeudal, transitado por el pueblo cubano hasta el presente.
 
Al final de su alegato Fidel Castro decía: “En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no lo ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento…”.
 
El tiempo de permanencia en la “cárcel modelo” fue exiguo y nada parecido, ni por asomo, a los actuales “centros” de reclusión de la tiranía totalitaria.
La misma afirmación hecha por el hoy «anciano en retiro» “…, pero no la temo…”nos hace comprender que en verdad le causaba terror insuperable.
 
La furia del tirano “menor” le amnistió (a él y a todos sus compinches) el 15 de mayo de 1955, diecinueve meses más tarde y bastante menos de los 10 años de condena.
 
De cumplir la pena de reclusión, íntegramente, hubiese salido de la cárcel en 1963. Nos hubiéramos evitado una "Bahía de Cochinos" y una "Crisis de los Misiles".
El tiempo transcurrido y el desastre provocado por su desmesurada dictadura confirman con creces que Fidel Castro ha sido condenado por la Historia.

Quién es Hebe Bonafini?

Quién es Hebe Bonafini?

Quién es Hebe Bonafini?

 

Avión privado, Ferrari y yate tenía el apoderado (Schkolender) de la Asociación de las Madres de la Plaza de Mayo dirigida por la anciana Bonifani. Traducido, en buen cubano, ese apellido se transforma en Buenafana.

El dinero para semejantes gastos no provenía de la USAID , ni de la CIA, sino del propio gobierno de Argentina, dirigido por los Kirchner. Mucha gente lo sabía.

La Buenafana, hasta ahora, solo había dicho -al más puro estilo argentino- que, el “supuesto” despilfarro eran “pelotudeces”. Esta ancianita nos cuenta que ella no sabía nada de los manejos corruptos de dichos fondos y nos quiere hacer creer que es una viejecita engañaday estafada.

Hasta el momento nadie la ha acusado de haberse beneficiado del dinero malversado. De lo que no escapa la Buenafana, es de haber permitido semejante descontrol. Por supuesto, que la acusación la toca por carácter adyacente, así como a los ministerios de donde procedía la guita.

Hebe Buenafana, es un caso singular. Dos hijos secuestrados por la dictadura y desaparecidos. Luego una nuera. Tuvo fuerzas para ayudar a fundar el ya famoso grupo de madres.

Llegada la democracia, la Buenafana decidió continuar con la ideología neo feudal, de propagandas antinorteamericanas y anticapitalistas. No le importaba recibir ayudas económicas de un gobierno de derechas disfrazado -por conveniencia-de izquierdista.

A partir de la escisión entre “la línea fundadora” y “las abuelas…”, Buenafana se dedicó a defender a la organización terrorista vasca, mostró al mundo entero su regocijo con el atentado a las torres gemelas de Nueva York y despotricó vehementemente contra todo el que criticara al matrimonio presidencial argentino.

Un aspecto oscuro, en la trayectoria política de Buenafana nos conduce a un hecho trágico de parricidio, en el que la ancianita hace las veces de madre-abuela protectora de supuestos asesinos. Le dio trabajo a uno de ellos. A Sergio.

Sergio Schkolender se hizo abogado en la cárcel. Ambos hermanos dicen haber encontrado la paz trabajando para la Buenafana.

Por supuesto, la paz venía acompañada de aviones privados, que aterrizaban en La Habana. Ferraris que paseaban a toda velocidad por Buenos Aires. Yate surcando las aguas del Río La Plata.

Un régimen totalitario, de Partido Único, es incapaz de renovarse

Todos se repiten; por radio, por televisión, mediante el cinematógrafo, hasta por Internet: los de pensamiento totalitario. Lo repiten los dinosaurios del sistema totalitario; los que cambian el uniforme militar por la guayabera o la camisa roja (mal cortada); los hay de izquierda, “socialistas”, los de centro izquierda, los bolivarianos, los indigenistas. Que todos los aspirantes a dictaduras neofeudales lo repitan. Que todos los intelectuales izquierdistas, que se revuelven en sus pasados tenebrosos, sus historias de “revolucionarios” y sus sinvergüencerías, los que aspiran a que Lenin y Stalin regresen y los hermanos Castro Ruz les tomen en cuenta, lo repiten.

Repiten que el sistema totalitario se mantiene firme. Si todos lo dicen, dudo que sea verdad. Imposible que semejantes fracasados logren mover el molino, sin agua. Los pueblos han sido, son y serán siendo engañados por ellos. Una imagen inverosímil y falsa del periódico Granma debe ser considerada como una verdad absoluta. Tan absoluta como el régimen al que representa.

Fidel Castro, en los primeros años, pidió que el pueblo leyera. Hoy, el pueblo lee solo lo que es de interés del sistema totalitario. Frente a ese “todos” de compañeros y compañeras repetidores de la propaganda neofeudal, el régimen de los hermanos Castro Ruz es el único autorizado a “pensar” por el pueblo de Cuba.

No en tanto, al igual que Fidel Castro, el sistema agoniza lentamente. Fidel Castro elogiaba a Francisco Franco. De Franco dijo: “era astuto: maniobró, evitó involucrarse y mantuvo un asombroso nivel de tenacidad en las relaciones con nuestro régimen” (…) “aguantó las presiones de los yanquis” (…) “tenía sentido nacional, sentido de dignidad y talento”.

¿Cómo puede decir Ubieta que el régimen de los hermanos Castro Ruz era anti-franquista, cuando comparaba su sangre gallega con la del dictador fascista?

Un sistema fracasado es incapaz de renovarse. En todo caso, debido a las circunstancias, puede eternizarse en el poder.

Las cotorras que cambian el uniforme militar por guayaberas, lucran con afanado interés personal y con total desprecio por el pueblo al que dicen pertenecer. De sobra conocen las consignas políticas que ya no mueven a nadie. En su concepción no existe derecha o izquierda. Solo totalitarismo a ultranza, la “democracia” del proletariado, por ellos llamada (sin vergüenza alguna) DICTADURA.

Donde no hay dictadura, hay capitalismo y viceversa. Imposible que existan elecciones donde alguien difiera de la línea trazada por el régimen. En Caracas desfilan juntos, sin complejos, los funcionarios del régimen de los hermanos Castro Ruz y los seguidores del intento de dictador totalitario de Hugo Chávez, mientras que los terroristas vascos campean por sus respetos y se vinculan con los narco-guerri-terroristas de las FARC. Todos vestidos de rojo, como en los macabros tiempos de la Unión Soviética. El sustento cambió. Ya no se nutren de “las miserias” del pueblo ruso. Ahora reciben la petro-“colaboración” del régimen “bolivariano”.
En la Isla de Cuba se juntan todos los lame botas neo feudales, como Zelaya –con mucho talento como narcotraficante y ninguna cultura política-, con artistas de cine, no se sabe bien de que tendencias políticas, como Danny Glover, para terminar adulando a los hermanos dictadores. Se juntan los dictadores vitalicios con los intentos de dictadores a perpetuidad. Pretenden que el engendro que ha llevado al pueblo de Cuba, a la miseria, se perpetúe en la América toda, como si eso fuera en verdad la solución a los problemas de estos pueblos. La propia vida y no la historia, le ajustará las cuentas, a su debido tiempo.

Se repiten hasta el aburrimiento. Son pocos los que dan crédito a las supercherías que promulgan. En términos políticos, la diferencia entre Enrique Ubieta y Lázaro Barredo no existe. Son como dos perros (con el perdón de los perros) sin bozal, a sabiendas de que ninguno de los dos muerde. Solo ladran y compiten entre sí a ver cuál de los dos hace más ruido. Ambos coinciden en que no hay gentes de izquierda. Para ellos solo existen totalitarios y anti-totalitarios. Neofeudalistas y anti-neofeudalistas.

Si alguien considera que el sistema de mercado dirigido por una democracia representativa es, en estos momentos, el camino para el desarrollo económico de los países (valga la redundancia) en vías de desarrollo… Ese alguien es el enemigo.

Los hermanos Castro Ruz y comparsa (léase Ubieta y sus amiguitos) consideran que en España se transitó de la miseria franquista a país de economía desarrollada, por obra y gracia del Espíritu Santo. Para ellos poco tuvo que ver, en la transición, el pueblo español. Para ellos, la democracia chilena fue impuesta por Pinochet y sus secuaces. El pueblo chileno, bien gracias. Hoy por hoy es una de las economías más sólidas de América Latina.

Para los hermanos dictadores y sus acólitos, la tierra continúa a ser tan plana como en el siglo XIV, no importa que se mueva. Para ellos, los cambios son inadmisibles.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Accidentes, causas y consecuencias

Accidentes, causas y consecuencias

 

Con el malsano propósito de cambiarlo todo (concepto muy particular de las dictaduras totalitarias neofeudales) los regímenes mal llamados socialistas han intentado una y otra vez sustituir nombres, adjetivos, términos y definiciones originales de las cosas, por otros que se avinieran a sus intereses. 

De esa forma, a principios de 1959, el régimen impuesto a los cubanos comenzó a cambiar muchos nombres. Creo que el primero fue el término de cortesía “señor”, que a “ellos” les suponía algo relativo a la aristocracia o, a los amos o, al mismo Dios. Lo sustituyeron por la palabra compañero. 

El problema consiste en que, existe una gran diferencia entre ambos términos. La palabra señor, denomina lo mismo a un coche que a una joya (si la utilizamos como adjetivo, un señor coche o una señora joya). Suele anteponerse al nombre al que se adjunta (un señor disgusto). Puede designar a una persona madura (un señor nos indicó el camino). Se le aplica, por cortesía, a cualquier persona adulta anteponiéndola al apellido o al nombre completo y no como en el caso del título de “Don”, que solo se utiliza anteponiéndolo al nombre propio. 

Sin embargo, la palabra compañero significa a la persona que acompaña a otra. Compañeros de partido o colegio. Compañeros en la desgracia. Se aplica a la persona con la cual se vive maritalmente. O puede utilizarse relativamente para designar lo que hace pareja, como una yunta de bueyes o un par de zapatos. Puede utilizarse como compinche, camarada o, como colega. 

Los productos como la pasta dental o los cigarros, un día dejaron de tener sus nombres originales para convertirse en “Populares” o “Perla”.  

El humor criollo no tardó mucho en hacer choteo de todo aquello: Dos colegas, a la entrada de una cafetería se entretenían en comentar aquellos cambios, cuando por delante de ellos pasa, descuidadamente, una “compañera” de exuberante trasero. 

-¿Y como se llama eso? –preguntó el más decidido. 

-Antes se llamaba culo. Ahora no sé como se llama –contestó el aludido. 

Resulta, que pasados cincuenta años y después que el dictador de turno (Raúl Castro) hace más de veinte años reivindicara la palabra SEÑOR, con aquello (refiriéndose al Ejército Oriental) de Señor Ejército, algunos científicos (en Cuba) proponen cambiar (dicen “calificar”) el nombre de accidente, por el de lesiones no intencionales. 

¡Que estupidez! ¡Con tantas cosas importantes por hacer! 

Es que ningún accidente ocurre con intención. Cuando se comprueba que un accidente es consecuencia de un acto mal intencionado, cambia de nombre inmediatamente. Por ejemplo, un suicidio o un acto terrorista. 

Por supuesto que muchos accidentes (por no decir todos) son evitables. Cuantas veces hemos escuchado decir que las condiciones meteorológicas han sido responsables de tal o más cual accidente de tránsito. Nada más falso que culpar a la meteorología de un problema totalmente humano; ya sea por exceso en la velocidad, o por la falta de precaución. En fin, por un sinnúmero de premisas que conducen a la catástrofe. 

Un accidente en si mismo, no lleva implícito una “carga de inevitabilidad”. Todos los accidentes son evitables. Acabemos por decir, que un accidente no se puede catalogar jamás como un hecho fortuito. 

Las lesiones que ocurren durante los accidentes, nunca son intencionales, hasta que se demuestre lo contrario. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nivel digno de vida. Consumo moderado. Impacto medioambiental tolerable.

 

Los amigos de Fidel Castro y su engendro totalitario (valga la redundancia, puesto que Fidel Castro y su engendro son una misma cosa) suelen decir que a Fidel Castro se le ataca porque constituye un referente moral incómodo al imperialismo y sus secuaces. Lo cual, además de no ser cierto, es intrascendente.

Porque si Fidel Castro fuese un referente moral, no necesitaría tanta defensa por parte de seudo intelectuales de “izquierda” procurando vivir del cuento. Lo que hace a Fidel Castro tan extremadamente repulsivo para la democracia es el engaño. Lo que no se le puede perdonar a Fidel Castro es el engaño con que ha sometido durante 50 años al pueblo cubano. Promesas (incumplidas) y la obstinada represión de los derechos humanos; utilizando el subterfugio del socialismo, cuando en realidad ha conducido a la nación hacia un feudalismo de nuevo tipo.

El aberrante embargo económico de medio siglo, impuesto al régimen totalitario, solo ha servido para reforzar el hostigamiento permanente al pueblo de Cuba por parte de un despiadado sistema absolutista. Fidel Castro no solo acabó con la industria azucarera, la ganadería y la agricultura, sino que ha puesto al pueblo cubano al nivel de los países más miserables del planeta, mientras que proclama (a bombo y platillos), logros en la “educación”, la “sanidad”, las “ciencias” y en las “artes”, tratando de dar la impresión de que el totalitarismo neofeudal funciona y que el nivel de vida del cubano es superior al de los países desarrollados o en vías de desarrollo.

Mientras, su hermano Raúl reconoce que en Cuba existen 1 millón de sub empleados recibiendo un salario promedio de 15 euros mensuales (exagerado), Fidel se llena la boca para criticar el desempleo y la pobreza en los Estados de la Unión Europea, donde los desempleados reciben un subsidio de desempleo diez o más veces superior al salario promedio del cubano. Peor aun, la inmoralidad de Fidel Castro llega al colmo, cuando se refiere a los logros materiales. ¿Cuáles?

Los intelectualoides, amigos de Fidel Castro, utilizan datos (sacados de contexto) de organismos internacionales, de donde (y sin vergüenza alguna) reconocen que el nivel de vida del pueblo norteamericano es inmensamente superior al resto del mundo. Inmediatamente agregan (con toda la mala intención que les caracteriza) que serían necesarios cinco planetas, como el nuestro, para que todos los seres humanos vivieran al mismo nivel de vida de los habitantes de los E.U. y la U.E.

No por constituir datos sacados de contexto dejan de ser datos absurdos. Los organismos internacionales (los amigos de Fidel Castro no son capaces de nombrarlos), basan sus estudios a partir de los recursos naturales de los que se dispone en el mundo hasta la fecha. Los profetas del castrastrofismo (catastrofismo) perciben nuestro mundo como si fuera un granito de arena rodeado de millones de personas. El Planeta Tierra es muchas veces mayor que eso. Y el potencial de sus recursos naturales es prácticamente desconocido. Se calcula que el ser humano, solamente conoce el uno por ciento de ese potencial. Ese uno por ciento se encuentra en la parte sólida del planeta. De la parte líquida solo se conoce, tal vez, el uno por mil. Quizá menos.

Una pregunta para los amigos de Fidel Castro: ¿Consideran ustedes que, mediante el totalitarismo neofeudal, países como Zambia o Etiopía alcanzarán los niveles de vida de los E.U. o la U.E.?

Otra pregunta: ¿Consideran ustedes que disminuyendo el nivel de vida de los países desarrollados, hasta el nivel de la pobreza, sería la forma de igualar el nivel de vida de los países subdesarrollados? Porque la distribución de la riqueza de los países desarrollados solo convertiría, al mundo que hoy conocemos, en pobres por igual.

Fidel Castro es tan inmoral que no se anda con chiquiticas para decir que los cubanos compatibilizan un nivel digno de vida, con un consumo moderado y un impacto medioambiental tolerable. Si, no fuera por lo dramático de la situación, era para desternillarse de la risa. ¿Es a ese nivel de vida, al que aspira la humanidad? ¡Ave María Purísima!

Todos los cubanos se alimentan por igual, al punto de que todos los cubanos saben lo que se cocina en casa del vecino pues, es lo mismo que hay en la casa de cada cubano. El cubano no tiene derecho a escoger. El desgobierno escoge lo que come o deja de comer el pueblo cubano. El desgobierno escoge lo que debe vestir cada cubano. Eso es lo que nos proponen los amigos de Fidel Castro.

En contraposición tenemos el sistema de mercado. No es un sistema “tan perfecto” como el totalitario, pero en la práctica es “socialista”. No se exige de cada cual según su capacidad. Se exige más. Tal vez algunos se quejen de no recibir de acuerdo a sus capacidades. Eso no deja de ser subjetivo. Los seres humanos sobre valoramos nuestras capacidades. Eso en lugar de ser malo, resulta ser todo lo contrario. El ser humano siempre aspira a más.

El espejo del sistema totalitario de Fidel Castro, es como aquel de la bruja de Blancanieves. “Dime, espejito mágico, ¿cual es el mejor sistema del mundo? Ya sabemos la respuesta. El totalitarismo tiene que acabar con Blancanieves. ¡Menos mal que somos, muchos más que siete enanitos! El camino del totalitarismo, no es el camino correcto.

Por eso, y por muchas cosas más, le digo a los amigos de Fidel Castro, que andan por un camino equivocado, que solo les conduce a más miseria. El sistema totalitario es un fracaso. Es volver a la edad media. Es regresar al feudalismo, o tal vez peor. Al esclavismo.

UNAS ANOTACIONES A LA “INTRODUCCIÓN NECESARIA,” REALIZADA POR FIDEL CASTRO RUZ AL DIARIO DEL CHE EN BOLIVIA

Después de la publicación del Diario del Che en Bolivia se hizo costumbre, en aquellos que seguimos sintiendo el costillar de Rocinante, llevar un diario de campaña. Las tres veces que anduve por otras tierras del mundo llevé diarios, aunque estuviera totalmente prohibido debido a que en caso de caer en manos enemigas constituiría un medio de información de incalculable valor.
20120212113509-regis-debray.jpg

Regis Debray

Es increíble que el Che dejara partir (de la guerrilla) a Debray, a no ser que hubiera considerado la situación de no contar con un apoyo urbano, en extremo delicada, y la misión de éste fuera buscar la forma de una retirada (decorosa) de la selva boliviana.

Las dudas sí, las refiere en el diario, así como su inconformidad, aunque de la actitud firme y valerosa hoy podamos tener muchas dudas. Ya el día 3 de octubre, el Che sabía que estaba perdido cuando escuchó la entrevista de Debray.

A estas alturas, Fidel Castro se encontraba hablando de movimientos revolucionarios internacionales. Considerábamos, en esos momentos, que el término era de nuestra creación, pero FCR estaba utilizando un término que hacía mucho tiempo era manejado por la URSS en su relación con organizaciones de izquierda en países no comunistas.

Dos años antes del episodio de Bolivia se habían reunido en Moscú, delegaciones de los partidos comunistas y movimientos revolucionarios de casi todo el mundo, en donde acordaron apoyar a la URSS en su política de coexistencia pacífica y el compromiso de no apoyar ningún movimiento armado.

La publicación del diario, en Bolivia, no demostraba la incapacidad del ejercito boliviano pues al fin y al cabo, después de muchos meses de caza, exterminaron a la guerrilla. Todo lo contrario, podía ser motivo de inconformidad, pues siempre las masas se solidarizan con los más débiles. Las derrotas y la captura de más de doscientas armas al ejército boliviano es la demostración de la capacidad combativa de la guerrilla. Esto y el lograr resistir durante más de seis meses el acoso de tropas regulares, sin contar con apoyo rural o urbano, fue más que una proeza.

Las diatribas de FCR iban dirigidas (contra los seudo revolucionarios, los oportunistas, los charlatanes, aquellos que sé auto-conceptúan marxistas, comunistas y otros títulos) precisamente hacia aquellos que se habían reunido dos años antes en la URSS y contra el partido comunista boliviano, traidor a la causa del Che. Pero no lo dice abiertamente, lo deja en el aire, no llama a los traidores por su nombre. Aun en 1980 los soviéticos seguían tildando de aventurero al Che en todos los centros de enseñanza superior.
20120212114031-che-soldiers.jpg
El Che sí se equivocó, al no seguir los postulados de la guerra de guerrillas. No creó su propia retaguardia y la confió a un partido comunista, de los que todos sabemos constituyen un medio más de vida en cualquier parte del mundo.

Pero se equivocó más. Cómo figura pública internacional él no podía dirigir una lucha de ese tipo sin afrontar las consecuencias de reacción, de los grandes centros de poder en su contra.

Las diatribas de FRC provocaron el primer período especial de su régimen. A partir de ellas comenzó, en esos años, un distanciamiento de la URSS (micro fracción incluida) y demás países socialistas. No es hasta después de la fracasada zafra llamada “de los diez millones”, que FCR se vuelve nuevamente hacia los “viejos pericos” y despatarra al que hasta ahora le había servido fielmente ( y que había adquirido un poder increíble, INDER, INIT, MINED y PC), José Llanusa Gobel. Llanusa, revolucionario y fidelista, no veía con buenos ojos a los advenedizos viejos comunistas. Cumplió su papel y pasó al anonimato durante más de veinte años.

Los apagones y la falta de alimentos, ropa y calzado de finales de los años sesenta y principios de los setenta no han sido olvidados por los cubanos y puede que constituyera una preparación para cuando FCR dijo (en uno de sus más desastrosos discursos pre- período especial): “Las familias tendrán que guardar las ropas de los niños para pasarlas de unos a otros, de los grandes a los pequeños”. Eso fue lo que dijo a principios de los noventa, mientras que el pueblo cubano venía sufriéndolo desde los setenta.

El Che le daba tan poca importancia a su muerte como a la poca importancia que le daba a la familia: “...no les dejo nada material a mis hijos y no me apena, me alegra que así sea, pues sé que el Estado se encargará...”

20120212114546-carta-che.jpg
Debo decir que la primera vez que leí la carta de despedida del Che, éste párrafo me golpeó profundamente. Me hizo comprender que el Che estaba tan convencido de su infalibilidad que consideraba al régimen establecido en Cuba insuperable e inextinguible. Comenzaba a traslucir cierto fanatismo.

Al Che sí le preocupaba sobrevivir a la lucha de liberación de Bolivia y por que no, de otros países latinoamericanos. De no ser así, hubiera aceptado la jefatura del secretario del partido comunista boliviano (Mario Monje) al frente de la guerrilla y él, haberse quedado de asesor político-militar. Quizás así hubiera funcionado mejor el movimiento guerrillero y se hubiera podido ocultar por mayor tiempo la presencia del Che en Bolivia.

Mario Monje no había librado ningún combate, así como tampoco FCR había librado ningún combate cuando desembarco en diciembre del 56. El Moncada, para él no fue un combate. Nunca llegó al cuartel.

La muerte de Martí y Maceo, a la que se refiere FCR, fue la llave que abrió la puerta para la intervención norteamericana en Cuba. Solo quedaban al frente de la revolución (de 1895) un desgastado Marques, un viejo General en Jefe (extranjero) y un Lugarteniente General (traidor), que pactó la intervención norteamericana a espaldas del General en Jefe y al Gobierno de la República en Armas.

FCR utiliza el nombre de Julio Antonio Mella para apaciguar a los viejos pericos y confundir al pueblo de Cuba. El mencionado señor no fue más que una persona que pasó por la historia de Cuba sin penas ni glorias, pero fue tomado como bandera por los seguidores del partido socialista popular (comunista) cubano.

Lo que FCR consideraba posibilidades de éxito, puede considerarse todo lo contrario, como que el Che estimaba la falta de apoyo “...lástima no tener cien hombres más en este momento"..., el eslabón fundamental de su fracaso.

Es una característica habitual de FCR llenar de epítetos insultantes al referirse a aquellos que no coinciden con su forma de pensar. De esa forma califica a Monje, en lugar de analizar con detenimiento las causas que llevaron al fracaso, en el cuál él tiene un protagonismo importante. Che era un organizador, tenía experiencia guerrillera (no militar) y podía catalogarse como titán revolucionario, pero su visión política fue extremadamente corta. Ningún extranjero tiene derecho a discutir el mando a un nacional. Ese derecho, al nacional, le pertenece “per se”. De manera que en el caso de no ponerse de acuerdo lo más aconsejable hubiese sido una honrosa retirada.

Es verdad que el Che, en la concepción estratégica de FCR, era la figura ideal para la liberación no solamente de Bolivia, sino también del resto de los países adyacentes y en general de toda la América Latina. No es menos cierto también que este objetivo no podía ser alcanzado con terquedad ni a la fuerza. Sobre todo si se carecía de ésta última.

Cabe destacar aquí, como FCR se refiere a los nexos existentes con los diferentes lideres bolivianos, Monje, Moisés Guevara y Oscar Zamora, a los cuales el Che ha considerado reclutar como sus colaboradores y que son los mismos que dos años antes se encontraban acatando subordinación en la URSS.

No es de extrañar que Zamora se convirtiera en uno de sus más venenosos críticos (del Che) en nombre del marxismo leninismo. No se puede esperar un triunfo, desde el momento en que un ente extranjero (por demás) escisiona una organización. El grupo guerrillero quedó sin apoyo logístico desde la ciudad. Este apoyo jamás le faltó a FCR en la Sierra Maestra. La diferencia consiste en que FCR jamás confió en los partidos ni en los sindicatos tradicionales y creó su propio movimiento y solo pactó con aquellos que no tenían relación directa con los anteriores.

Otro de los errores del Che fue el llevar para tal campaña a tantos cubanos. Daba la impresión de que Cuba estaba interviniendo directamente en los asuntos internos de Bolivia. FCR nunca llevó, a su lucha guerrillera, tantos extranjeros. La separación de los dos grupos guerrilleros, que debía ser solo por unos días, se prolongó y nunca llegaron a encontrarse, luego se supo que los mapas habían sido adulterados, ex profeso, por un agente de la CIA, en el propio territorio cubano, el “espía Francisco”. La desorientación en el terreno y la persecución del ejército impidieron el rencuentro.

La falta de visión política fue la causante de que las provisiones cayeran en manos del ejercito boliviano. No cabe duda de que estas posiciones fueron delatadas.El contacto con el campesino boliviano no debe haber sorprendido al Che, procedía de igual forma que el campesino cubano, en sus inicios, desconfiados y cautelosos. Solo que en la Sierra Maestra existían alzados antes de la llegada de los revolucionarios. Raúl Menéndez Tomasevich y Guillermo García (por solo mencionar a los más importantes) eran considerados, por la dictadura batistiana y gobiernos anteriores, como cuatreros. Estos fueron indultados por FCR y ascendidos a los grados de comandantes del ejercito rebelde. En Bolivia, al parecer, no existía este tipo de personajes.

Al mencionar en su diario a Radio Bemba, el Che está reconociendo que sabe perfectamente que están tras sus pasos, que lo han detectado. Ha violado el principio fundamental de la guerrilla, no mantener una ruta constante y para colmo refiere estar tratando de mejorar las condiciones del médico, cuando lo que se recomienda en estos casos y el mismo lo practicó durante la invasión a occidente en Cuba, era dejar al que servía de impedimenta, para no limitar la movilidad de la guerrilla.

El grupo guerrillero había recibido un entrenamiento minucioso, a pesar de ser combatientes experimentados. Aun así, no creo que hayan estado preparados para resistir durante tantos meses el acoso de un ejercito organizado y equipado por los Estados Unidos, además de tener que luchar contra la propia naturaleza. Puede decirse que fue en realidad una proeza desde el punto de vista táctico, que dejó muy mal parado al ejercito boliviano.

Al final de la introducción FCR realiza una valoración política de la América Latina, que aun hoy mantienen su vigencia. FCR tendría a esas alturas 41 años de edad, se encontraba en plena madurez. Podía, al menos, haber tratado de hacer algo verdaderamente revolucionario y no aliarse a un sistema que hacía mucho tiempo, desde la muerte de Lenin y el advenimiento de Stalin, que se encontraba condenado al fracaso.Al parecer la única experiencia que sacó de la muerte del Che en Bolivia, fue, que para lograr sus sueños de combatir al imperialismo yanqui no se podía enfrentar a la Unión Soviética.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres