Blogia
Cuba en Sucesión

¿Dictadura en Cuba? Sí, la del Neo Feudalismo Totalitarista fidelista

¿Dictadura en Cuba? Sí, la del Neo Feudalismo Totalitarista fidelista

Quedan en el mundo proyectos de periodistas que, como Paco Azanza Telletxiki, se empeñan una y otra vez en tapar el sol con un dedo. Hoy en día es imposible decir que el pueblo cubano está harto del sistema impuesto o que apoya resueltamente el fidelismo. Lo más correcto sería decir que el pueblo cubano está resignado a continuar soportando al régimen de oprobio, puesto que la alternativa no la logra divisar por ninguna parte. Ahora bien, la situación calamitosa sí que es propia de la incompetencia de un régimen despilfarrador de la riqueza nacional y pésimo administrador de los bienes del Estado.

Es tan ridículo, el periodista, que se atreve a decir que mediante la farsa electoral fidelista los opositores pueden alcanzar el poder. Solo haría falta preguntarles a los más de 100 mil firmantes del proyecto Varela, que basándose en la propia Constitución, elaborada por el régimen, pretendieron hacerle modificaciones. El régimen nunca previo que se diera el hipotético caso de que pudieran reunirse 100 mil firmas.

http://manchiviri.blogspot.com/2007/02/elecciones-en-cuba-el-partido-comunista.html

Cuba vive en dictadura neo feudalista totalitaria desde hace exactamente 41 años. Entre los años 1959 y 1968 el régimen de Fidel Castro fue un engendro entre dictadura convencional y dictadura de izquierda.

El término “Dictadura del Proletariado” es un invento macabro para que la casta de funcionarios, dirigidos por un “máximo líder” se mantenga en el poder eternamente.

Ese período de nueve años, al que el proyecto de periodista llama “estructura provisional” se produjo como consecuencia de la propia ineptitud de Fidel Castro y sus seguidores. Debían eliminar todo lo que no respondiera al ordeno y mando.

¿Cuáles son las instituciones solidas a las que se refiere el pseudo periodista?

¿El MINFAR y el MININT?

¿Los CDR?

Los ministerios y demás dependencias del desgobierno son tan falsos como las elecciones.

Durante 16 años el desgobierno gobernó por decreto y se defecó todo lo que pudo en la Constitución del 40. Aun no ha dejado de gobernar por decreto y continúa defecándose en su propia farsa de Constitución.

En 1976 el desgobierno de Fidel Castro elaboró un nuevo texto constitucional que de acuerdo con los datos aportados por el régimen, fuera aprobado por el 97,7% de la población, si no fuera por lo sospechoso de ese mismo porcentaje.

¿En qué otro país del planeta ha ocurrido algo igual o parecido?

Sospechosamente, en Cuba vota, de manera “libre” y “secreta”, casi el ciento por ciento del electorado.

Existe la errónea propaganda del régimen, de que Fidel Castro y la crápula dirigente es elegida en elecciones libres. Solo los delegados de base son electos por el pueblo. A partir de las circunscripciones comienzan a aparecer delegados que han sido elegidos en lugares donde ellos jamás han hecho acto de presencia (la própia Constitución dice que los delegados deben vivir en la circunscripción, como mínimo cinco años). Es el caso de Fidel y Raúl Castro que siempre resultan electos por la circunscripción de Marcané y Santiago de Cuba, a los que hace más de 50 años que solo visitan esporádicamente.

Fidel Castro lideró el movimiento 26 de julio y fundó un frente guerrillero en la Sierra Maestra. En la época existían en Cuba multipes organizaciones que combatían la dictadura batistiana. Las más conocidas serían el “26 de Julio” y el “Directorio Revolucionario 13 de Marzo”. Luego del triunfo del 1 de Enero de 1959, las organizaciones que habían luchado contra el dictador Batista se agruparon en algo que se conoció como las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), hasta que pasados muchos años se creó el Partido Unido de la Revolución Socialista (PURSC). En todo éste tiempo Fidel Castro gobernaba como un dictador cualquiera, sin haber instrumentado tan siquiera un simulacro de elecciones.

Era de esperar que si quería pertenecer al bloque socialista, le diera a su régimen un “estatus legal”.

Fidel Castro no comenzó la farsa electoral desde 1959. El mismo 1 de enero nombró (en dudosas circunstancias) y de forma provisional a un presidente llamado Manuel Urrutia, mientras que se autodesignaba primer ministro de algo que se conformó en llamar “gobierno revolucionario”.

El presidente designado se creyó el cuento y trató de gobernar, viéndose imposibilitado por las trabas del “primer ministro”, hasta que en uno de los primeros shows, a los cuales ya nos hemos acostumbrado los cubanos, Fidel Castro hizo un amago de renuncia, mientras que ordenaba a sus seguidores escandalizar en contra de la supuesta dimisión. El show terminó con la renuncia de Urrutia y la designación de un nuevo monigote de presidente llamado Osvaldo Dorticós.

En esa época no había elecciones de ningún tipo.

En junio del 2002 ante la amenaza del Proyecto Varela, Fidel Castro protagonizó una enmienda a la Constitución del 76, en la que, por el voto del casi ciento por ciento de los electores, modificaron la misma, dándole un caracter de irreversible al engendro de neo feudalismo totalitario, mal llamado socialista en Cuba.

Debemos señalar que los electores son estrechamente vigilados por una organización llamada “Comités de Defensa de la Revolución” (CDR), que llevan la cuenta exácta de aquellos que no votan y realizan los informes correspondientes a los centros de trabajo y demás dependencias del régimen.

Proyecto Varela http://www.cubanet.org/ref/dis/04090101.htm

Cuando las personas, con más de dos dedos de frente, cuestionan el sistema impuesto por Fidel Castro al pueblo de Cuba, saltan los defensores del régimen de oprobio con descalificaciones tales como “ceguera política” y otras menos elegantes.

Se preguntan el por qué no se provoca una rebelión en Cuba, como si en un régimen totalitario eso fuera posible, a no ser instigado desde adentro como ocurrió en el antiguo campo socialista y la própia Unión Soviética.

Los que desde un punto de vista disidente, nos expresamos en contra del totalitarismo como algo intolerable e insostenible, no solo consideramos que el máximo responsable de la miseria que vive el pueblo cubano sea Fidel Castro, también su hermano Raúl.

Son tan burdos los defensores del totalitarismo fidelista que hasta se atreven a hacer comparaciones entre la dictadura de derechas de Franco con la dictadura de extrema izquierda neo feudalista totalitaria de Fidel Castro.

En España jamás se abolió la propiedad privada ni la pequeña empresa privada. Tal como en Cuba, en España se cometieron asesinatos, encarcelamientos y exilios. No en tanto, gracias precisamente a la propiedad privada y la libre empresa, se organizaron grupos opositores y hasta una macabra organización nacional-terrorista en las vascongadas, que se ha dedicado a matar sin ton ni son. El gobierno español sabe quienes son los que aportan el dinero a los etarras. Sin embargo, la democarcia tiene las manos atadas en el caso de que no se les pueda probar fehacientemente la colaboración, a los empresarios vascos que se dedican a financiar los actos terroristas.

Eso jamás sucederá en Cuba, puesto que no existe la propiedad privada ni pequeñas empresas. Eso se acabó en 1968 con la operación terrorista de Estado llamada “Ofensiva Revolucionaria”. En Cuba no hay quién se mueva. Para vivir el día a día, el ciudadano común depende del gobierno.

En lo único que se parece Franco a Fidel Castro es en que es, en que son gallegos y van a morir de viejos en sus camas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres